Entrenar el core con una fluiball

Muchos de vosotros os preguntareis, ¿Qué és una Fluiball? ¿Qué es lo que la diferencia de cualquier otra pelota “lastrada”? ¿Qué podemos trabajar con ella?

Pues bien, una Fluiball, es una pelota con un recubrimiento de goma elástica y flexible que en su interior contiene un líquido que aproximadamente ocupa el 50% del volumen total de dicha pelota. Esta característica es la que la diferencia de las pelotas medicinales tradicionales con las que hemos trabajado a lo largo de todos estos años.
Con las Fluiball podemos hacer el mismo trabajo: Ejercicios para mejorar nuestra fuerza del CORE, todo tipo de multilanzamientos para mejorar nuestra potencia en el tren superior y ejercicios funcionales en los que queramos añadir un lastre para aumentar su dificultad, entre otros.
Pues bien, gracias a este líquido contenido en la pelota, las fluiball nos ofrecen una inestabilidad extra que nos hará poner énfasis en el trabajo del CORE en cualquiera de los ejercicios.
Entre todos los ejercicios que podríamos trabajar con ellas, los que nos pondrán más a prueba nuestro trabajo del CORE serán:

– Flexión de tronco : El ejercicio de toda la vida para trabajar la zona abdominal, tumbados en el suelo en decúbito supino (boca arriba) con la cadera flexionada, rodillas flexionadas, planta de los pies tocando el suelo ( también podemos flexionar un poco más la cadera y que los pies queden colgando, sobre todo si notáis alguna molestia en la zona lumbar cuando ejecutáis el ejercicio) y todo el tronco tocando el suelo. Agarramos la Fluiball con las manos y realizamos una flexión de tronco, iniciando el recorrido con los hombros totalmente flexionados y paralelos al suelo y con los codos ligeramente flexionados. Debemos realizar la flexión a una velocidad controlada y evitar tirones y no subir más de la cuenta, ya que si no estaremos realizando también una flexión de cadera. Debemos subir los brazos y el tronco al mismo tiempo, de manera que el ángulo de flexión de hombros y codos sea el mismo en todo el recorrido.

 

 

-Torsiones en decúbito supino con tronco flexionado y cadera flexionada: tumbados en el suelo en decúbito supino (boca arriba) con la cadera ligeramente más flexionada que en la flexión de tronco, rodillas flexionadas, planta de los pies en el aire y todo el tronco tocando el suelo. Agarramos la Fluiball con las manos y la situamos por encima de nuestro pecho, manteniendo el tronco ligeramente flexionado, realizamos una torsión de nuestro cuerpo llevando la Fluiball a un lado y otro de manera alterna.

 

-Flexión lateral de tronco: tumbados en el suelo en decúbito lateral (de costado) con las piernas colocadas como en la imagen, agarramos la Fluiball con toda la mano, el brazo totalmente estirado y realizamos una flexión lateral del tronco. Es importante también mantener el cuello totalmente recto y no acompañar el movimiento con una flexión lateral de este.

 

Otra de las ventajas que nos ofrecen, es que son mucho más fáciles de coger y agarrar que los balones medicinales, debido a su recubrimiento de goma más flexible, como las que nos ofrece Evergy y su gran variedad de pesos de Fluiball.
En cuanto al trabajo de multilanzamientos, gracias a sus características, las Fluiball amortiguan mucho más los impactos contra el suelo y paredes, evitando así el problema de las pelotas medicinales que rebotan en exceso. Este tipo de trabajo también podemos realizarlo por parejas, y que el compañero reciba el lanzamiento del otro, añadiendo un trabajo excéntrico y además añadirle un trabajo acentuado del CORE.

 

 

Por | 2017-11-28T18:03:16+00:00 noviembre 28th, 2017|Sin categoría|Sin comentarios

Deje su comentario